Identificarse

Diferentes reacciones causaron palabras de Pablo Milad quien aseguró que las líneas del offside “se tiran con un mouse y dependen del pulso del árbitro”

Mayo 20, 2022

La herramienta del VAR sigue causando incredulidad por parte de los hinchas, jugadores y entrenadores. Y es que no ha logrado ser infalible en el torneo chileno. Pero las críticas se centran puntualmente en la forma de anular o validar un gol por posición de adelanto, cuestionando las líneas que se trazan.

El caso más cercano fue el de la Universidad de Chile en el duelo ante Everton, donde le anularon un gol a Cristián Palacios por una finísima posición de adelanto de Ronnie Fernández.

Debido a esto, el presidente de la ANFP, Pablo Milad, reveló un insólito detalle sobre el trazado de las líneas en los offside. De acuerdo a lo señalado en diálogo con la Televisión de la Universidad de Concepción (TVU), el trazado se hace de forma manual.

“El VAR tiene muchas falencias tecnológicas, no es un aparato fidedigno en un cien por ciento en la apreciación de la gente, en la objetividad”, comenzó diciendo Milad.

Además, añadió que “por ejemplo, la línea del offside se tira con un ratón (mouse), según el pulso del árbitro. El sistema viene con las líneas verticales, las que se ven de colores. Esas son las que vienen con el sistema. Pero no la línea que se traza. Tú ves una línea y dices ‘no, esto no es offside'”.

En la misma línea, sostuvo que “el sistema de videoarbitraje tiene ese vacío, que no tiene todo el aparato completo. Se está trabajando internacionalmente, porque los problemas que tenemos en Chile con el VAR los tienen en todo el mundo”.

Por otro lado, abordó el tema de los “goles fantasmas”, donde dijo que “estamos viendo la forma de poner lo antes posible los sistemas digitales para el ingreso de la pelota. Cuando pasa la pelota sobre la raya, al árbitro le vibra la pulsera, lo que significa que la pelota pasó la raya y es gol”. Lo anterior como una novedad en la Primera B, a falta del VAR.

Por último, comentó que habrá un cambio para que el VAR tenga una mayor cobertura, la cual consiste en centralizar el VAR en un solo lugar, donde lleguen las imágenes y se analicen. Esto permitiría también reducir los costos e incrementar el alcance de la tecnología a las otras categorías del fútbol chileno.