Identificarse

Para este viernes justicia dictará sentencia sobre accidente que dejó dos muertos y una joven en silla de ruedas.

Abril 27, 2021

CURICO.- La jornada del 17 de noviembre del 2019, está marcada por la tragedia para una familia santiaguina, luego que el viaje de regreso, desde un paseo en la cordillera de Molina se transformara en una verdadera pesadilla que no termina, ya que se mantiene el dolor a causa de 2 víctimas fatales dejadas por el hecho, además de una joven de 19 años de edad que quedó postrada de por vida en silla de ruedas.

La tragedia, ese 17 de noviembre, se desencadenó a eso de las 5 de la tarde en la ruta K-175 que conduce hacia la zona cordillerana de la comuna de Molina, en el sector Tres Esquinas, frente al fundo Las Acacias. Allí, en el kilómetro 7 colisionaron frontalmente el automóvil en que viajaba una familia perteneciente a la comuna de Talagante, de región metropolitana y un camión tipo tres cuartos, cargado de madera.

Adelantamiento fatal

El primero de los móviles era conducido por José Vargas Farías, quien viajaba  acompañado por su esposa, Mónica Flores Jerez, de 54 años de edad; la hija de ambos, Loreto Vargas Flores, de 35 años de edad; y la adolescente, hija y nieta, Martina Olivos Vargas, de 17 años en ese entonces. Todos ellos durante ese día habían estado de visita en la zona, por lo que a esa hora regresaban desde Radal- Siete Tazas, sector cordillerano de Molina.

Según informó carabinero en esa tarde, un camión, conducido por Luis Antonio Troncoso “habría traspasado el eje central de la calzada, impactando al vehículo menor en una maniobra de adelantamiento sin tener tiempo, ni lugar necesarios para ello”, desatando la fatal colisión, pereciendo en el lugar el conductor del automóvil José Vargas, mientras que sus acompañantes resultaron gravemente heridas.

Trágico saldo 

Ellas fueron asistidas por bomberos, carabineros y trasladadas al hospital de Curicó por lo equipos SAMU, correspondiendo las lesiones de mayor gravedad a Loreto Vargas Flores, las que finalmente provocaron su deceso pasadas las 06:00 de la madrugada del día siguiente en el centro asistencial local. En tanto la hija y nieta de este grupo familiar, Martina Olivos, resultó tetrapléjica, lo que la mantiene en sillas de ruedas, entre otras secuelas.

El viernes reciente, tras un año y 5 meses de investigación, en el Tribunal Oral en lo penal de Curicó comenzó el juicio contra Luis Antonio Troncoso, conductor del camión que provocó la tragedia, quien tras los hechos, en esa tarde, se dio a la fuga.

Dos delitos

Por ello, el acusado enfrenta la acusación por los delitos de cuasidelito de homicidio, lesiones graves, además de haber huido del lugar sin prestar ayuda a las víctimas, explicó la fiscal jefe del Ministerio Público en Molina, Mónica Barrientos, quien agregó que por ello solicitó al tribunal aplicara penas de 3 y 4 años de cárcel para el individuo.

En tanto, una de la víctimas, Mónica Flores que sufrió la pérdida de su esposo y de su hija, más su nieta que por vida se mantendrá en silla de ruedas, relató lo trágico que han resultado los meses tras el accidente, y por el cual el autor “debe pagar con cárcel ya que el perder una hija, el perder un esposo, y dejar en sillas de ruedas a una nieta ha sido terrible para todos nosotros, nos cortó la vida, y debe pagar con cárcel”, insistió.

El tribunal entre el viernes y este lunes en juicio conoció los antecedentes del caso anunciando que el viernes emitirá sentencia.