Identificarse

(Video) Una crisis una oportunidad: Capitulo 03 “Quien No Se Arriesga…”

Octubre 19, 2021

Si recorremos el país, con certeza nos encontramos con miles de emprendedores. Pero no vayamos tan lejos, la región del Maule, cuenta con cientos, de hombres y mujeres, que, afectados por despidos o suspensión de contrato, producto de la pandemia del Coronavirus, tomaron la opción de iniciar su propio negocio, trabajar en forma independiente, producir sus recursos de subsistencia, como dicen algunos, ser el propio jefe o patrón.

Para iniciar la actividad comercial, en muchos casos, han recurrido al ahorro, a sus finiquitos, créditos, en fin, una serie de alternativas que no son siempre las mejores, por el alto interés que le significan, pero es tan grande la fe que se lanzan y afortunadamente, son pocos a los que no les va bien, a unos, más rápido que a otros, pero van saliendo adelante.

Es que, en este tipo de iniciativas, no es cosa de uno, es del papá, la mamá, los hijos, por pequeños que sean, si hasta los suegros se hacen parte de la actividad por ayudar a sus hijos y por, sobre todo, a sus nietos; en realidad, es toda la familia la que se integra ayudando a cuidar a los más pequeños, en la cocina, en el reparto y un largo etcétera.

 Pero las autoridades, conocedoras, conscientes del esfuerzo económico y laboral de estos chilenos, han puesto a su disposición una serie de medios para ayudarles a financiar y ampliar esos proyectos, esos emprendimientos.

 Para el FOSIS, nos dice Alejandro Muñoz Ávalos, director regional del Maule, fue un gran desafío el seguir haciendo el trabajo como en tiempos normales. “En ese contexto, modificamos todo. Programas de postulación, toda remota, a través de la web del FOSIS, implementar capacitaciones, las asesorías, todas a través de plataformas digitales, zoom, video llamada, teléfono, de tal manera que pudimos guiar y capacitar, en 2020, a más de cinco mil emprendedores”.

Cumplido lo anterior le entregan recursos económicos para la adquisición de máquinas, herramientas e insumos y así hacer crecer el negocio utilizando las ferias artesanales. Pero la pandemia obligó a buscar otros medios, creando, en Internet, páginas con el mismo fin, lo que ha dado muy buenos resultados. En www.fosis.gob.cl los emprendedores pueden encontrar los detalles para postular a estas ayudas del Estado.

Con estos aportes, la señora María Becerra Espinoza, del sector Lo Mansilla, comuna de Teno, mejoró notablemente su negocio; de un carrito de comida rápida a un pequeño local y dos niveles de terrazas en su antejardín. Pero vamos por parte. La señora María, era una de las mujeres que casi daba “vuelta el año con pega”; buscada para la faena agrícola. Un día es intervenida de urgencia por vesícula y le descubren una hernia lumbar. Opta por algo más liviano, más tranquilo y buscando alternativas, se instala en casa con un “carrito de comida rápida”, pero la salud no le permite continuar. Deja la actividad por un tiempo, uno de sus hijos sale del hogar a probar suerte y en Viña del Mar, estudia cocina y repostería gourmet, se integra a famosos restaurantes y hoteles de la quinta región. Su madre retoma el “carrito”, la economía no estaba bien, y debía ayudar a su esposo con los aportes del hogar.

En eso estaba, llega la pandemia, su hijo retorna y al ver la incomodidad en que afanaba su madre, le propone habilitar un lugar más amplio y cómodo. El aporte de ambos lo permite y, dividen horarios y así, no molestar la labor del otro. Los chacareros, chorrillanas, lomitos y pizzas, entre otras exquisiteces, se elaboran y venden por la tarde, de 18 a 22 horas, en esta época. Un gran complemento es la repostería gourmet de su hijo, que también recibe encargos.

María, aprendió que se debe mantener la calma, “si las ventas no fueron buenas hoy, mañana será mejor. Tampoco una no puede ser ambiciosa en la vida, dice, yo no, lo que Dios me provee… Hay que conformarse con lo que se pueda lograr, y lo que sea, es ayuda”. Su emprendimiento le ha dado una vasta experiencia, enseñándole que los brazos no se deben bajar, “Hay que ser muy perseverante en lo que se hace, si le gusta debe seguir. Hay días en que uno no gana nada, pero uno debe ser perseverante…”

La nostalgia por el trabajo en el campo de pronto reaparece, y cree que si su salud mejorara volvería, pero esto también le gusta, dice, y no desearía dejarlo.

El municipio de Teno, cumple un importante rol con el programa “Mujeres jefas de hogar” que mantiene hace más de dos años, dando herramientas estratégicas y prácticas para la inserción laboral de manera dependiente o independiente o para formar un emprendimiento, nos comentó la coordinadora del programa, Luzmira González. Pero con la pandemia, “Las prioridades para todos, cambiaron, la mujer asume otro rol, el de educadora, cuidadora y jefa de hogar. En un año normal trabajamos con 80 mujeres y hoy con 70”.

El Coordinador de las mujeres emprendedoras, Gonzalo Ibarra, nos indica que, de esas 70 mujeres, 45 tienen un emprendimiento o, la idea, de negocio. “Dentro las gestiones, el programa organiza escuelas de emprendimiento, cursos de capacitación enfocados a una actividad que destaque en el grupo. Además, hay un perfil de Instagram dedicado a promocionar los emprendimientos y así abrir un espacio de mercado y puedan aumentar un poco las ventas.

La mujer recibe los conocimientos necesarios para llevar de manera adecuada su negocio, como análisis de costo, estrategias de venta, segmentación de los clientes, contenidos necesarios en un negocio. La idea es que aprendan a ordenarse y luego postular a algún fondo concursable, a un incentivo de capital y así, iniciar o implementar su emprendimiento.

Existen fondos a los que pueden optar, los ofrece SERCOTEC y el FOSIS, que, por ejemplo, tiene una escala de tres peldaños y son el básico, intermedio y avanzado. Eso otorga la posibilidad de postular nuevamente y así, vayan progresando año tras año.  La invitación está hecha a las mujeres de Teno, a que postulen, nada pierden, al final “quien no se arriesga…”

Así como ellas, en muchos hogares, la pandemia produjo una crisis, pero a su vez, les significó una oportunidad.


Programa Financiado por el

“Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social

del Gobierno de Chile y del consejo regional del Maule”


 

Modificado por última vez en Martes, 19 Octubre 2021 20:14