Identificarse

La Fiscalía instruyó a la Brigada de Homicidios Rancagua realizar las primeras diligencias investigativas.

Durante la mañana de ayer, el fiscal de turno de la Macrozona O’Higgins, solicitó a la Brigada de Homicidios (BH) Rancagua, trasladarse hasta Hospital de San Fernando, en compañía del Peritos del Laboratorio de Criminalística (LACRIM) Regional de la PDI, con la finalidad de investigar las circunstancias en las que un lactante de un año de edad, ingresó a aquel recinto asistencial herido por un impacto de bala.

De acuerdo a los datos recopilados en el hospital, el menor de edad mantenía una herida en su muslo derecho, de carácter grave, por lo que se mantiene internado en observación y fuera de riesgo de vital.

Conforme a las diligencias efectuadas, la policía civil pudo establecer que el lactante se encontraba en una de las habitaciones del domicilio de sus padres, oportunidad en la que los adultos habrían escuchado ruidos en el exterior de la vivienda, motivo por que abrieron una ventana para averiguar el origen del ruido.

Al abrir la ventana, un desconocido ejecutó una serie de disparos, uno de los cuales impactó en el menor de edad y otro a su madre, quien fue derivada al Hospital Regional Rancagua, siendo diagnosticada con una lesión de carácter grave en uno de sus antebrazos, manteniéndose fuera de riesgo vital.

Actualmente, la PDI se encuentra realizando diligencia, para el móvil de los disparos, así como la identidad y paradero del imputado.

Durante la noche de este domingo 3 de Julio, fue encontrado el cuerpo sin vida de un adulto mayor, en los alrededores del gimnasio San José de la comuna de Hualañé en la región del Maule.

El hecho quedó registrado cerca de la 21:00 horas, en calle Pedro Aguirre Cerda, hasta donde debió trasladarse personal de Carabineros y de ambulancia del hospital chileno-japonés quienes constataron el fallecimiento de J.B.G.G, de 61 años de edad.

Ante esta situación Carabineros procedió a aislar el sitio del suceso, dando cuenta al Fiscal de Turno, quien dispuso al lugar la comparecencia de personal de la brigada de homicidios de la PDI de Curicó, quienes realizaron diligencias que permitieron determinar que la víctima no mantenía lesiones atribuidas a la acción de terceras personas.

Sobre las causas del origen de su fallecimiento serán establecidas en la necropsia que se realizará en el servicio médico legal de Curicó.

 

 

 

 

 

Junto a diversas instituciones, se desarrolla un trabajo coordinado en los rastreos durante cada jornada.

El día jueves recién pasado una mujer identificada como Ximena Fuenzalida de 45 años fue arrastrada al mar, momentos en que paseaba junto a a unos familiares, menores de edad, por el sector de Mariscadero en la Comuna de Pelluhue.

En el transcurso de la búsqueda, Carabineros de la 2da.Comisaría de Chanco y sus retenes dependientes, tanto de Pelluhue como Curanipe, además de la cooperación del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de la Región del Maule y la cooperación de los drones de la VIII Región del Bío Bío, que llegaron este domingo durante la mañana hasta el Maule con el propósito de brindar ayuda aérea durante el accionar, están enfocados en entregar todos sus esfuerzos y la ayuda necesaria para lograr el objetivo.

Cabe mencionar que son diversas instituciones las que se encuentran permanentemente cooperando en los rastros diarios de búsqueda, entre ellos la Delegación Presidencial Regional del Maule, Delegación Presidencial Provincial de Cauquenes, personal de la Armada de Chile, Oficina de Emergencia Municipal, Bomberos, ONGs y voluntarios, quienes en el transcurso de cada día asisten, tanto en la mañana como en la tarde a las reuniones del Comité para la Gestión del Riesgo De Desastres (COGRID) para coordinar las labores para abarcar todo el sector y continuar con el fin de buscar de manera terrestre, marítima y aérea a la mujer de 45 años, oriunda de la ciudad de Rengo de la Región de O'Higgins.

Por su parte, el Comisario de la 2da.Comisaría de Chanco, Mayor José Miguel Muñoz precisó "Carabineros estamos diariamente entregando todos los esfuerzos necesarios para cooperar a través de todos nuestros medios para la búsqueda, y seguiremos en ello; desde tempranas horas de cada día comenzamos nuestra la labor, organizándonos con cada una de las instituciones que están colaborando para seguir en ello y brindar la ayuda necesaria" finalizó el oficial.

El Presidente de la República, Gabriel Boric, junto al ministro de Vivienda y Urbanismo, Carlos Montes, y la subsecretaria de la cartera, Tatiana Rojas, presentaron este mediodía el “Plan de Emergencia Habitacional”, estrategia desarrollada por el Minvu para abordar con sentido de urgencia el déficit de viviendas que presenta nuestro país y que es parte de la nueva Ley de Integración Social y Urbana, aprobada por el Congreso en marzo pasado. Entre sus principales objetivos está recuperar el rol central del Estado en la planificación y gestión habitacional, junto con entregar 260 mil viviendas durante el periodo de gobierno, lo que lograría cubrir al menos el 40% de la necesidad habitacional identificada.

 En el acto, realizado en el Palacio de La Moneda, asistieron también diversas autoridades de Gobierno, además de dirigentes y dirigentas de comités de vivienda de distintas comunas de la Región Metropolitana. 

 Respecto a la relevancia de este plan, el Presidente Boric destacó que “este Plan de Emergencia Habitacional hay que verlo como una política de Estado, esto no es algo de lo cual un gobierno u otro pueda sencillamente vanagloriarse porque va a continuar más allá de nosotros" y agregó que "es momento de que nosotros nos despleguemos hacia las soluciones, no reemplazando sino con los pobladores y pobladoras, con los trabajadores y trabajadoras, con el sector privado y el público de la mano para solucionar este gran desafío que nos hemos puesto como Gobierno".

Por su parte, el ministro Carlos Montes señaló que “este Plan busca ser un camino para fortalecer distintos instrumentos, el derecho a la vivienda digna con opciones claras, como el enfoque de género, la descentralización, la participación, la planificación y la asociación público-privada”. Asimismo, agregó que “valoramos profundamente que el derecho a la vivienda digna y el derecho a la ciudad estén propuestos en la nueva Constitución. Es otra manera de entender la sociedad. Sin embargo, no podemos esperar que estén consagrados para actuar ante la realidad, tenemos que hacerlo desde ya. Es nuestra convicción, que es un mínimo moral para un pueblo libre y democrático”.

 En tanto, la subsecretaria Tatiana Rojas indicó que “el Plan de Emergencia Habitacional ha sido un trabajo que hemos desarrollado organizada y colaborativamente con los equipos ministeriales y especialmente también un trabajo mancomunado con las regiones. Lo que hemos hecho es ir reflexionando en conjunto en función del déficit nacional y regional y analizando también cada una de las comunas. La importancia de trabajar con las regiones tiene que ver con que sea una intervención y una planificación pertinente porque la idea es que en la implementación posterior de este Plan podamos hacerle sentido también a las propias comunidades que van a ser las receptoras de todo el proceso”.

Entre las claves del Plan de Emergencia Habitacional, que busca cumplir también con la principal misión que el Presidente Boric encargó al Minvu de avanzar en la superación de las desigualdades en materia de acceso a una vivienda de calidad, se incluyen:

  • Recuperar el rol del Estado en la planificación y gestión habitacional
  • Entregar 260 mil viviendas durante el periodo de Gobierno
  • Impulsar proyectos en todas las comunas del país y asegurar equipamiento social
  • Robustecer el Banco de Suelo Público
  • Diversificar las formas de acceso a la vivienda, como la autogestión, las cooperativas y el impulso al arriendo a precio justo
  • Relaciones más directas con los ciudadanos y gobiernos locales
  • Procesos de producción habitacional más eficientes, modernos y sostenibles

Además, busca responder a fenómenos más recientes de la demanda de viviendas y en las formas de vida de chilenos y chilenas, como la movilidad habitacional o el alto precio de los arriendos, diversificando las modalidades de acceso a la vivienda y su tipo de tenencia, incluyendo medidas para responder allegamiento, hacinamiento, aislamiento, campamento, necesidad de cuidado y espera prolongada por entrega de vivienda en el caso de comités. Se consideraron también en su elaboración los planteamientos de los gobiernos regionales y municipios, lo que asegura la pertinencia de los objetivos trazados.

Asimismo, el Plan de Emergencia Habitacional define objetivos y metas anuales por región y comuna, junto con establecer mecanismos de seguimiento y evaluación de sus avances, los que se reportarán periódicamente al Congreso.

Respecto a la planificación de las políticas urbano-habitacionales que se contienen en el Plan, el ministro Montes señaló que “el rol del Estado es irreemplazable y esto lo corroboramos cada vez que vemos el precio del suelo en grandes áreas metropolitanas y a la especulación a la que está sometido. Acá necesitamos, para poder construir viviendas sociales, determinación y voluntad política porque la precariedad y la segregación lastiman nuestra convivencia”. De igual forma, señaló que, si bien el Plan de Emergencia Habitacional aborda de manera importante la necesidad de viviendas en Chile, indicó que “esta respuesta no va a poder llegar a todas las personas, de un día para otro eso no es posible, pero sí podemos trabajar en esta tarea desde hoy y trazar un camino por donde iremos avanzando”. 

Respecto de su implementación, se establece como prioridad mejorar y profundizar la articulación entre los organismos del Estado y los distintos sectores de la sociedad para trabajar juntos en el cumplimiento de las metas establecidas. En particular, el Minvu estará a cargo de la coordinación con los demás órganos de administración del Estado, entre ellos municipios y gobiernos regionales, para agilizar plazos de tramitación y mejorar la efectividad de sus acciones, y con los organismos privados, entre otros, servicios sanitarios, eléctricos y gas para dar prioridad en los procesos de tramitación.

En cuanto a las cerca de 80 mil familias que viven en situación de campamento, en el plan se integran medidas especialmente dirigidas a ellas, a través del programa “Construyendo Barrios” con el que se intervendrán 300 campamentos o asentamientos irregulares urbanos que se encuentran en proceso de saneamiento, es decir, que serán regularizados y urbanizados, beneficiando en total a cerca de 25 mil familias.

Demanda habitacional y metas por región 

La demanda habitacional proyectada en Chile a 2022, según estimaciones del Minvu a partir de datos del Censo 2017 y de familias viviendo en campamentos, que hoy llegan a cerca de 80 mil, asciende 643.534 unidades. Gracias al Plan, se logrará cubrir al menos el 40% de la necesidad de viviendas, las que se concentran, principalmente, en las regiones Metropolitana (con una estimación del 40% del déficit a nivel nacional), seguida por Valparaíso y Biobío.