Identificarse

Durante varias semanas se desarrollaron activaciones en diferentes sectores de la comuna. $6.514.586 fue la suma total de la gira Teletón.

CURICÓ.- La Municipalidad de Curicó, a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario y en coordinación con los dirigentes de los sectores, realizó shows en diferentes lugares de la comuna, con el objetivo de incentivar la colaboración para esta cruzada solidaria.

Durante los 10 días que duró la gira, nos acompañaron diversas bandas y solistas curicanos. Asimismo, la animación estuvo a cargo de diferentes representantes de las radios locales.

El municipio curicano estuvo junto a los vecinos de: Prudencio Lozano, Vaticano, La Obra, Sol de Septiembre, Santa Fe, Prosperidad, Sarmiento, Galilea, Los Cristales y Los Castaños.

Los diez sectores lograron sumar un monto total de 6.514.586 pesos.

RECONOCIMIENTO

Tradicionalmente la finalización de la Teletón se realizaba con el gran show en la Plaza y este año, por bajar de fase del plan Paso a Paso, no fue posible llevarlo a cabo, realizando un pequeño reconocimiento a todos los artistas y animadores que estuvieron de forma voluntaria en esta gira Teletón.

En este sentido, el alcalde Javier Muñoz valoró y destacó el trabajo realizado por cada uno de ellos. “Por razones de resguardo sanitario no hicimos el evento final que hacíamos en la plaza, donde se congregaba mucha gente, pero sí estamos cerrando esto de una manera muy simbólica, agradeciendo a cada uno de los artistas, animadores y de los dirigentes vecinales de los diferentes territorios donde hicimos las activaciones, contando que con esas activaciones se reunieron más de 6 millones de pesos. Creo que hay que agradecer a todos quienes hicieron posible esta gira Teletón”, comentó.

LLAMADO A COLABORAR

Este 3 y 4 de diciembre a nivel nacional se desarrolla la campaña solidaria Teletón y en este contexto el alcalde Javier Muñoz hizo la invitación a colaborar con un pequeño granito de arena.

“Hacer una llamado a la comunidad curicana que hagamos el aporte y un esfuerzo adicional de poder contribuir con Teletón, porque desde Curicó son muchos niños que viajan a Teletón Talca e incluso Teletón Santiago, entonces no estamos ajenos como comuna de esta importante causa”.

Durante el operativo realizado en Machalí y Rancagua, fueron detenidas seis personas por ejercicio ilegal de la profesión de odontólogo.

Luego de meses de una investigación llevada a cabo por la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (BRIDEC) Rancagua, en coordinación con la fiscalía local perteneciente a la misma ciudad, detectives de la PDI lograron establecer la existencia de tres clínicas dentales que operaban de manera ilegal en las comunas de Machalí y Rancagua.

De acuerdo a lo informado por la brigada especializada, la investigación se originó luego que una denuncia anónima alertara de la existencia de las clínicas dentales, antecedentes que fueron expuestos al Ministerio Público, ente persecutor que instruyó a la PDI establecer la veracidad de los hechos denunciados.

Fue así que la policía civil inició una serie de indagatorias consistentes, principalmente, en vigilancias a dos recintos ubicados en la comuna de Rancagua y un tercer recinto emplazado en Machalí, lo que permitió determinar que eran consultas donde atendían ciudadanos que, en su mayoría, eran de nacionalidad venezolana, los cuales no contaban con las autorizaciones reglamentarias para realizar procedimientos dentales en Chile.

La información recopilada por los detectives, fue dada a conocer al fiscal de la causa, quien tramitó ante Juzgado de Garantía de Rancagua, una orden de entrada y registro para los tres establecimientos, así como órdenes detención para las personas que ejercían ilegalmente la profesión de dentista.

Tras hacerse presente en las consultas dentales, junto a personal de la SEREMI de Salud O’Higgins, la PDI detuvo a cinco ciudadanos venezolanos, entre ellos al dueño de las clínicas, y una ciudadana chileno-venezolana, quien atendía pacientes, pese a encontrarse cursando los primeros años de la carrera odontología.

Según informó la Policía de Investigaciones, las clínicas presentaban un alto nivel de implementación, lo que era exhibido en redes sociales por el dueño de las mismas. En aquellos lugares se habrían realizado procedimientos dentales a un costo menor del que lo hacen las consultas legalmente establecidas, lo que las hacía conveniente desde un punto de vista económico, pero inseguro desde la perspectiva de los derechos de los pacientes, puesto que, de acuerdo a la información recabada, ponían trabas para la entrega de boletas, aduciendo el cobro de un impuesto extra para obtener aquel documento.

Conforme a lo relatado por el personal de la BRIDEC Rancagua, la captación de pacientes se realizaba por redes sociales, para luego hacer una evaluación dental en un recinto ubicado en el centro de Rancagua. Posteriormente, las personas eran derivadas a consultas ubicadas en un centro comercial del sector sur oriente de la misma comuna o en un strip center de Macahalí, oficinas que no contaban con logos que permitiesen identificarlas como clínicas dentales, y que mantenían cámaras de vigilancia en el exterior para identificar a los pacientes.

Luego de comprobarse la actividad ilegal de las consultas dentales investigadas y de detener a las seis personas que ejercían la profesión de odontólogos sin contar con los permisos necesarios, la SEREMI de Salud O’Higgins, procedió a clausurar los recintos e iniciar un sumario sanitario en contra de quienes atendían aquellos lugares.

En cuanto a las tres mujeres y tres hombres detenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua, para su correspondiente control de detención, tribunal que decretó su libertad bajo medidas cautelares, por el plazo que se extienda la investigación.

Durante la tarde de este sábado la Seremi de Salud de Valparaíso confirmó el primer caso de la variante Ómicron del coronavirus en Chile.

El contagio con la nueva cepa del virus es un paciente extranjero quien actualmente reside en la comuna de San Felipe.

La persona llegó a Chile desde Ghana, país del oeste de África el día 25 de noviembre. Según informaron las autoridades habría ingresado al país a través del aeropuerto.

“Este extranjero residente en Chile, ingresó al país con un examen PCR negativo de ingreso, tal como establece el plan Fronteras Protegidas. A su arribo se le realizó toma de PCR en el Aeropuerto de Santiago”, informó el Seremi, según consigna T13.

“El examen en el aeropuerto resultó positivo y, como parte del protocolo de viajeros, la muestra fue enviada para el proceso de secuenciación genómica al ISP para determinar la variante, la cual resultó ser Ómicron”, agregaron.

 

 

Asombrados quedaron el personal de un hospital británico, luego que hasta las dependencias del servicio de urgencias llegará un paciente, el cual mantenía un antiguo obús (munición) de la Segunda Guerra Mundial atascado en el recto. 

Ante esta situación, el equipo de salud llamaron a personal especializado para desactivar este tipo de explosivos, quienes constataron una vez en el lugar que la munición no estaba activa y, por lo tanto, no suponía un peligro para el público". 

El diario The Sun fue el primer medio en informar del incidente, asegurando que el paciente, cuya identidad no se reveló, explicó a los médicos que había "resbalado y caído" sobre el artefacto

El hombre había estado limpiando su arsenal privado de objetos militares de colección cuando se produjo el accidente, añadió.

La munición fue identificada posteriormente como proyectil disparado por cañones antitanques que databa de la Segunda Guerra Mundial. 

El obús, de 17 centímetros de largo por seis centímetros de ancho, era "un trozo de plomo grueso y puntiagudo diseñado para atravesar el blindaje de un tanque", dijo una fuente militar a The Sun. 

El paciente fue dado de alta del hospital luego del accidente que pudo costarle caro.